La mejor comodidad y sofisticación

La mejor comodidad y sofisticación

La mejor comodidad y sofisticación

Es un hotel de vanguardia, con un estilo ecléctico, moderno y sofisticado que se enfoca en cuidar los detalles, para brindar a sus huéspedes la mejor estadía.

Hotel Reina Isabel, un lugar sofisticado y con estilo

Elegancia, un ambiente acogedor y una excelente atención son las primeras impresiones que resaltan al cruzar la puerta de ingreso al Hotel Reina Isabel, ubicado en la avenida Amazonas y Veintimilla, un lugar privilegiado por la cercanía a los distintos sitios turísticos que tiene Quito.

Sin duda, un hotel que se renueva permanentemente, con el fin de otorgar confort, seguridad, tranquilidad y servicios de calidad en todas las áreas. En ese sentido, el hotel sufrió algunas modificaciones, que resaltan la arquitectura, la decoración y la atención.

Bianca Barba, Gerente Comercial del Hotel Reina Isabel, cuenta sobre el proceso de remodelación por el cual pasó el hotel en estos últimos años.

 “Partimos del deseo de crear un ambiente exclusivo, confortable y que cumpla con las demandas, cada vez más exigentes de nuestros clientes. Además, es atemporal y muestra un estilo propio”.


En la primera fase se amplió el hotel, se construyó una torre con 30 suites, que fue inaugurada en el 2012. Luego, se remodelaron completamente las 70 habitaciones del primer edificio y la tercera fase se completó a inicios del presente año. Nos enfocamos en integrar los dos edificios para que exista armonía en cuanto a concepto y decoración. Esta etapa abarcó el amplio vestíbulo, que es el espacio con más actividad porque tiene aproximadamente 400 metros cuadrados, divididos en acogedoras áreas, que son ideales para el descanso y el relax de nuestros huéspedes. Remodelamos también la entrada principal del hotel, el restaurante, wine cellar, áreas administrativas, el gimnasio y el spa, que actualmente comprende un espacio de alrededor de 300 metros cuadrados”, menciona la Gerente Comercial.

Con estos cambios, el hotel transmite a los huéspedes un diseño único, lujoso y confortable, que mezcla elementos de diferentes estilos y épocas, ya que la primera torre es clásica, que fue construida hace más de 21 años y la segunda torre de suites es moderna y minimalista.

En los diferentes trabajos se dio prioridad a la utilización de materiales amigables con el ambiente como: la madera, la piedra, el ladrillo y el mármol, que otorgan color, textura y mucha personalidad a los ambientes, tanto exteriores como interiores.

“Otro aspecto muy importante es el mobiliario, porque todos los muebles fueron elaborados acorde a los requerimientos del hotel, con diseños de nuestra autoría y fabricados por artesanos ecuatorianos”, explica Barba.

La inspiración para la creación y colocación de los detalles en cada espacio del hotel partió del deseo de crear un ambiente exclusivo, confortable para los clientes y que muestre un estilo propio.