JW Marriott Quito

JW Marriott Quito

JW Marriott Quito

El CUMPLE 20 AÑOS DESDE SU APERTURA EN 1999

JW Marriott Quito


Fue el 1 de julio de 1999 que el primer hotel de la cadena Marriott Internacional en Ecuador abrió por primera vez sus puertas en la ciudad, situándose en un lugar privilegiado y céntrico de la capital, con una infraestructura vanguardista.

Se caracterizó desde sus inicios por ser un hotel único y perfectamente adaptado al entorno capitalino, siendo la opción predilecta de hospedaje de muchos visitantes locales y extranjeros y, al mismo tiempo, la sede de los eventos más importantes que han marcado un precedente en Quito.

El hotel cuenta con 257 habitaciones, cuatro restaurantes, un completo club de salud y varios salones de reuniones; uno de ellos es el Gran Salón Amazonas con capacidad para 1 200 personas. También dispone de la Suite Presidencial más grande de la ciudad, con espectacular vista de la ciudad.

Durante toda su trayectoria, se ha mantenido como el hotel de lujo líder de Quito y el país. Para Carlos Franca, gerente general del hotel, lo que distingue a JW Marriott Quito, que es administrado directamente por Marriott Internacional, es su sólida cultura organizacional, establecida en 1927. “La cultura es el valor más importante, marca una diferencia. Queremos asegurarnos de que nuestros asociados tengan e interioricen el espíritu de servir de modo que se refleje en cada punto de interacción con nuestros huéspedes y clientes”, afirmó.

Tener el distintivo de la marca JW implica mantener altísimos estándares de servicio, calidad de producto e infraestructura, es decir, mayores exigencias para quienes lideran el hotel y mayores facilidades y experiencias más memorables para clientes y huéspedes. Tener y mantener la bandera de Marriott es un importante punto a favor.

Otras fortalezas que han convertido a este hotel en líder son: su ubicación privilegiada, sus facilidades y servicios de lujo. “Resort Urbano” es como França describe al hotel. “Contamos con una piscina de 500 m2 rodeada de palmeras y jardines. Los huéspedes pueden ejercitarse en un gimnasio muy bien equipado, relajarse con un masaje en el spa o trabajar en espacios amplios y a la vez cálidos y privados”.

El hotel se destaca por sus espacios abiertos con techos altos decorados con elegante mármol, que se complementan con espacios verdes y arreglos con rosas ecuatorianas en cada rincón.

Cada uno de estos detalles ha aportado para que el hotel sea premiado en múltiples ocasiones y reconocido como uno de los mejores hoteles del Ecuador. En los World Travel Awards, conocidos como “Los Oscar” del Turismo, ha recibido los premios: Mejor Hotel en Ecuador (2014&2019), Mejor Hotel de Conferencias de Ecuador (2007), Mejor Hotel de Ciudad de Ecuador (2018&2019) y Mejor Suite de Ecuador (2007, 2017, 2018 & 2019).

Asimismo, ha recibido por varios años consecutivos los distintivos Traveler’s Choice y Certificate of Excellence de Tripadvisor, basándose en los comentarios y calificaciones realizados por huéspedes de todo el mundo que se han hospedado en el hotel.

Para el futuro del hotel, França está convencido que se implementarán soluciones tecnológicas adaptadas a las nuevas necesidades de los huéspedes y clientes. Reconoce que el tiempo es el recurso más preciado para sus clientes, por lo que para los años que se vienen se buscará por medio de nuevas herramientas garantizar un servicio aún más eficaz, personalizado, anticipado y acorde al estilo de vida del huésped.

Con el fin de celebrar el aniversario, el hotel ha publicado una campaña en redes sociales con fotos de los más de 30 asociados que se encuentran trabajando en el hotel desde su apertura y cumplen también 20 años.
Adicionalmente, el hotel está ofreciendo descuentos especiales en sus servicios de restaurantes, spa, club de salud, banquetes y más durante todo el año. También tiene preparado más sorpresas para seguir celebrando y agradeciendo a quienes han formado parte de la trayectoria del hotel como son los clientes, colaboradores, proveedores y la comunidad en general.


 

HISTORIA
Este icónico edificio de la ciudad fue diseñado por Adache Associates Architecs, de Miami, Florida y Semaica, una empresa constructora ecuatoriana, estuvo a cargo de plasmar el audaz diseño.

Debido a su peculiar diseño y atención a los detalles, el edificio de JW Marriott Quito se construyó en un lapso de cinco años. Este fue diseñado con la intención de ser un hotel de la marca Marriott, que se encuentra dentro de la categoría Signature en la cadena. Sin embargo, poco antes de su inauguración, cuando el hotel ya estaba terminado, los directores regionales de Marriott Latinoamérica en ese entonces realizaron una inspección y al ver sus instalaciones y estructura decidieron hacerlo un hotel de marca JW Marriott, que es parte de la categoría de lujo.

Dos meses antes de que el hotel abra sus puertas, en julio de 1999, los nuevos asociados de JW Marriott Quito se entrenaron dos meses a puerta cerrada con asociados de otros hoteles de la cadena, que venían de otros países a participar como huéspedes. Cuando el hotel abrió el 1 de julio de 1999, Ernesto Odoni, un ítalo-americano con una larga trayectoria en la hospitalidad, era el gerente general.